Por qué ha crecido tanto

la criminalidad en Méjico

 
El sistema totalitario de corrección política en que vivimos nos ha ocultado la razón.

Cuando Richard Herrnstein y Charles Murray, autores de The Bell Curve, publicaron su estudio, cuyo capítulo 13 trata sobre las diferencias de coeficiente intelectual (CI) entre las diversas razas, yo vivía en Houston. Como miles de otros ingenuos que se tragan lo que dicen los medios de comunicación, debido a una reseña tendenciosa del libro en Scientific American creí que la ciencia que Herrnstein y Murray presentaron en su libro no era sólida. No leí el libro, a pesar de que Steve, un amigo, lo recomendaba mucho.

Este día, quince años después de que creyera la reseña tonta que en Houston había leído sobre The Bell Curve, me senté a escuchar este video en YouTube sobre el contenido del libro:

La información de unas secciones de este video ha sido ampliada más recientemente por otros autores que han escrito sobre “el color del crimen”, esto es, cómo la gente de más bajo CI es más propensa a la violencia.

No estoy de acuerdo con todo lo que dice esta introducción hablada a The Bell Curve. En un momento por ejemplo se pone al individualismo como la piedra angular sobre la que debe basarse la sociedad americana, y el libro promueve un regreso a los valores igualitarios de los fundadores de Estados Unidos en cuanto a cómo estratificar la sociedad. No obstante, si comparados conmigo Herrnstein y Murray parecen cautos y hasta políticamente correctos, su libro tiene el mérito de haber sacado al debate público una ciencia que ya lleva más de un siglo. Y si hay algo que se colige sobre los estudios del CI es que la explosión de criminalidad tanto al norte como al sur del Río Bravo tiene que ver con el tipo de gente que el sistema ha ayudado a que se reproduzcan geométricamente: los negros del norte y los indígenas levemente mestizados al sur.

Sí mis queridos lectores: esta es una realidad brutal que ni el mismo Vasconcelos, quien vivió antes de que estos estudios se popularizaran y a quien he dedicado las últimas entradas, llegó a sospechar.

Todo aquel que desee entender los índices de criminalidad de las últimas décadas en Méjico, con todas esas horrendas decapitaciones y secuestros de los que no se hablaba cuando yo era un niño, haría bien en familiarizarse con los estudios sobre el CI. Es obvio que la calamidad que muchos hemos sufrido en el país—a mí por ejemplo me han secuestrado dos veces en la Ciudad de Méjico—podría haberse evitado con una política inversa de ingeniería social a la que hemos tenido.

Un tema enorme y tremendo: y lo único que puedo añadir a esta entrada es remitir al lector a una serie de libros que arrojan aún más luz sobre el asunto que The Bell Curve.

Posdata de 2017

La psicología diferencial, también llamada ciencia psicométrica o estudios del coeficiente intelectual entre las razas refuta la tesis del mejicano Federico Navarrete, laboriosamente expuesta en su libro Alfabeto racista mexicano. Navarrete completamente omitió no sólo la psicología diferencial, sino el hecho de que los negros tienen menos capacidad craneal que los blancos: algo sabido desde los discípulos de Darwin hasta hoy día en que se usa la resonancia magnética para un cómputo exacto de capacidad craneal.

Anuncios
Published in: on julio 20, 2011 at 7:23 pm  Comments (4)  

The URI to TrackBack this entry is: https://nacionalismocriollo.wordpress.com/2011/07/20/por-que-ha-crecido-tanto-la-criminalidad-en-mejico/trackback/

RSS feed for comments on this post.

4 comentariosDeja un comentario

  1. No conoces la obra de Salvador Borrego?

    • Sólo por internet. Sé que escribió libros simpatizantes sobre el Tercer Reich. Como mis fuentes son casi siempre anglosajonas, preferiría conocer personalmente a Borrego o a sus seguidores. Si los conoces tú, hazles saber que blogueo aquí. Quizá lleguen a comentar algo o incluso a comunicarse directamente conmigo. Un saludo.

      • Su obra es buena. pero sus seguidores se han inventado un NS multirracial donde Jesús ocupa la figura principal…

        Son de esos payasos que gritan ¡Viva Cristo Gay!

      • Algo similar puede decirse del “esoterismo nazi” del chileno Miguel Serrano…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: