Hoy recibí este estupendo mail

Saludos,

Encontré su mail mientras leía los posts de sus dos blogs. Espero no le moleste que me haya tomado la libertad de utilizar su correo para intentar hablar directamente con usted; tengo mucho que contar y no considero apropiado dejarle un comentario demasiado largo en cualquiera de sus blogs.

mexico-before-and-after

Verá, al igual que usted yo fui criado y educado en México, en donde me enseñaron desde la escuela y los medios oficiales a despreciar a mi gente y a considerarme un mestizo. De no haber sido por los comentarios rectificadores de mis padres probablemente ahora sería uno de esos muchos Criollos que agitan una bandera enemiga como si fuera la propia. La cuestión es que gradualmente fui cayendo en la cuenta de que la sociedad mexicana era una basura multirracial en donde el elemento mongoloide-americano ha remplazado al elemento Europeo, provocando de tal manera el actual estado de anarquía y violencia endémica.

Al dar con la causa del problema me embarqué en busca de la solución, y vaya si fueron vericuetos complicados los que sorteé en su momento. Empecé ingresando en organizaciones hispanistas-nacionalistas de las que me salí de inmediato al verificar que guardaban en sus filas indigenistas y que su única agenda era fundar una suerte de teocracia Católica a la mexicana. Acudí posteriormente a grupos Nacional Socialistas de Criollos, pero me encontré con que en sus filas militaban mestizos e, incluso, indígenas o que sus líderes o miembros mantenían concubinatos con mestizas e indígenas, o que, simple y llanamente, eran un montón de cabezas huecas con un raro fetiche por la parafernalia del Tercer Reich.

Desilusionado concluí mis estudios universitarios en México y me embarqué hacia España pensando que iba a reconquistar estas tierras bajo el liderazgo de un nuevo Don Pelayo e inmediatamente me puse en contacto con el grupo más serio de patriotas europeos que encontré en la red. Por un tiempo milité con ellos hasta que empezaron a ingresar cabezas rapadas cuya única militancia consistía en embriagarse y drogarse antes de asistir a los eventos. Asqueado me retiré de la organización para enterarme, al poco tiempo de mi partida, que el líder no era sino un sinvergüenza que se aprovecha de sus seguidores para su propio interés. He dejado de creer en los partidos y en la posibilidad de alcanzar nada por la vía democrática. Lo único que ahora considero factible es la retirada generalizada a núcleos duros de población europea conservadora y prepararnos para la tempestad que se avecina.

Desde ese entonces estoy en un estado de abulia política e ideológica; sigo creyendo que nuestra causa es justa pero ya no veo el sentido en luchar por ella. Después de más de diez años de dedicación constante y de invertir tiempo y dinero que pude haber aprovechado para enfocarme en los estudios y mejorar mi carrera, me veo atrapado (a mis ya 27 años a punto de ser 28) en un trabajo mediocre y con un vacío existencial que no alcanzo a resolver. Además, tengo una sensación constante de ser siempre el forastero no invitado en un país con más de 20% de paro. No me siento realmente como un español más, nadie me lo ha dicho directamente pero puedo deducirlo por sus gestos y miradas. Estoy y no estoy en casa.

Extraño a mi familia, a mis amigos y mi vida fácil en México. Podría volver y conseguir mejores oportunidades laborales de las que tengo aquí echando mano de enchufes. ¿Por qué no mandar todo al diablo y dedicarme al hedonismo social y digital como todos los demás? Porque aún sigo escuchando a mi conciencia que se indigna de mi debilidad; no puedo hacerme el tonto e ignorar el compromiso que contraje con la causa, no puedo dar marcha atrás.

No sé que hacer, no tengo sentido de la dirección, siento náuseas de la realidad. Escribo todo esto porque presiento que usted puede entender la penosa posición en la que me encuentro. Usted es el primer Criollo racialmente consciente que tiene pleno uso de sus capacidades mentales que conozco. Lamento molestarlo con mis problemas. Entenderé si nunca me responde pero le agradecería enormemente que lo hiciera: sólo saber que hay alguien allá afuera que se puede poner en mis zapatos es suficiente para levantarme el ánimo.

Gracias por su tiempo.

Alberto

Anuncios
Published in: on agosto 13, 2011 at 4:52 pm  Comments (5)  

The URI to TrackBack this entry is: https://nacionalismocriollo.wordpress.com/2011/08/13/hoy-recibi-este-estupendo-mail/trackback/

RSS feed for comments on this post.

5 comentariosDeja un comentario

  1. Respondí:

    Hola Alberto,

    Sí que fue grato ver que, al menos, hay una persona que nació en Méjico que piensa como yo—tanto así que, si no te molesta, publicaré tu mail en mi próxima entrada (sin mencionar tu nombre si así lo deseas).

    En Méjico casi todos los criollos que conozco están enchufados a la Matrix de la corrección política. De adolescente me sentía un cisne entre gansos.

    ¿Cómo diste con mis blogs por cierto?

    Yo también me desilusioné de los blogs españoles que presuntamente defienden su cultura… Se enfocan en la religión y no en su grupo étnico. Pero sí llegue a encontrar gente afín en la blogósfera anglosajona. Y sí hay margen de acción revolucionaria para nosotros en el futuro, una vez que caiga el dólar. El problema es que hay que emigrar allá para tener trato directo con esta gente.

    Me interesa mucho tu testimonio. Sería magnífico que pudieras escribirlo y que lo publiquemos ya sea en un blog tuyo o en el mío.

    Es material fundamental para ver lo que está pasando. ¿Quién en Méjico está consciente de estas cosas? Es material precioso a publicar.

    Un abrazo,

    C.

    Su respuesta:

    Puede publicar mi mensaje sin problemas, con mi nombre y todo. Di con su blog buscando “Nacionalismo Criollo” y llegué a un blog que me redirigía al suyo, fue bastante fortuito la verdad.

    He estado revisando lo de North Western Republic. Por un lado no me parece mala idea (estratégicamente es de lo más sensato), pero por otro me sorprende que los Anglo-Sajones tengan que emprender la retirada para reclamar tan poco territorio en lo que fuera antes un rincón de su Nación continental. Tampoco sé qué pensar de la escena Norte-Americana, en el sentido de que soy también un Hispanista y no me agradan los ingleses, ni sus primos y que siento que no seremos bien recibidos en esos lares simplemente por el hecho de haber nacido en México. Pero tal vez la situación sea tan desesperada que incluso nuestros feudos fraticidas podrían pasar al cajón de la historia en un futuro donde la única garantía de seguridad en ciertas zonas será tener el tono de piel correcto.

    Tengo un blog, pero sirve únicamente para ventanear a un profesor plagiario de mi ex-Universidad. Ya que lo menciona estaba pensando abrir otro llamado “Euroestrategia” dedicado únicamente a informar a nuestra gente de buenos lugares para habitar y cómo empezar a crear comunidades blancas resilientes en situaciones de remplazo demográfico. Soy fanático de la geopolítica y de la estrategia, tengo un amigo que sabe bastante de estadísticas raciales. Creo que podríamos trabajar en ello, pero siendo sincero es más bien una idea flotante en la cabeza más que un proyecto serio. La verdad es que me encantaría trabajar, militar o luchar por cualquier cosa que sea seria y ayude a salvaguardar el futuro de la raza blanca y su civilización. Pero hasta ahora me he llevado chasco tras chasco. Ya no sé que esperar.

    Alberto

    Respondí:

    Ya subí tu mail.

    “Y que siento que no seremos bien recibidos en esos lares simplemente por el hecho de haber nacido en México”

    Tengo contacto electrónico con Harold Covington, quien escribió las novelas del Northwest Front, y no se opone en lo absoluto a que los blancos mediterráneos le ayuden a los blancos nórdicos en su empresa de secesión. Además hay que tomar en cuenta que, en la guerra, los españoles franquistas estuvieron del lado de los arios alemanes y colaboraron juntos.

    Nos sentiríamos bien entre blancos mediterráneos, como mis antepasados catalanes que emigraron a Nueva España y lucharon en contra de los insurgentes. El problema es que, después de la caída de Hitler y aún más después de la muerte de Franco, no surgió un movimiento de nacionalismo blanco para ibéricos caucásicos en España. Habría sucedido si los idiotas de EE.UU. e Inglaterra no hubieran luchado contra Alemania.

    Ahora la situación es terrorífica pues no hay ninguna noción racial entre los blancos que nacieron en Mexicalpilli Nopalitzin: son una especie en vías de extinción.

    Así, me veo obligado a unirme a los blancos que están activamente luchando por su grupo étnico. Parece mentira: pero sólo unos pocos norteamericanos lo están haciendo bien.

    Me siento tentado a añadirle estas respuestas tuyas y mías en el blog, si te parece…

    C.

    Su respuesta:

    Gracias por publicarme en su blog, para mi es un honor tener un espacio, aunque sea indirecto en el blog de un hermano Criollo.

    Bueno, pues por mi no hay problema en irme a EUA a pelear por los Anglo-Sajones en tanto mi rango entre ellos no sea el de ciudadano blanco de segunda clase. No tengo familia de la cual encargarme; no se me caen los anillos por hacer labor manual, ni tengo miedo ante los desafíos. Además, si crucé el charco para venir a España ya no se me hace cuesta arriba irme a EUA y estar en el mismo continente que mi familia.

    Sinceramente pienso que los grandes jugadores en esta causa van a ser EUA o Rusia, aunque si cohabitar con los Anglo-Sajones tiene sus problemas no quiero imaginarme lo que sería con los Rusos, a quienes respeto enormemente pero sin dejar de lado sus peculiaridades. Europa, lamentablemente, está condenada por su propia inercia decadente y la poca libertad de la que disponen sus ciudadanos para defenderse. España en su versión imperial sería otro grande a considerar en la causa, pero lamentablemente la historia nos jugó una mala pasada; tal vez queden esperanzas para el Cono Sur con las poblaciones europeas de Argentina, Uruguay y Brasil. Pero eso también implica sus problemas.

    Creo que con la nacionalidad francesa (tengo doble nacionalidad) puedo migrar a EUA y establecerme por allá. Sería cuestión de ponerme a ver las tramitaciones que se manejan en EUA para los inmigrantes franceses; hasta donde tengo entendido, son receptivos. De cualquier forma si unos pochos pueden vivir allá de ilegales como en su casa, yo también, y mejor. Me cuesta creer que con lo bien que suena no hayan caravanas de automóviles repletos de americanos con placas de varios estados, como Covington sueña, dirigiéndose a la tierra prometida en el NW. Eso o es una señal clara de las fallas de carácter que menciona o que en el NW en realidad no hay nada que buscar por nuestra gente. Me inclino más por la primera explicación: Los euro-descendientes nos hemos vuelto demasiado blandos y acomodados, hemos olvidado nuestra temeridad legendaria.

    En México la cosa está peor que con los Boers en Sudáfrica. Al menos ellos saben que los están remplazando demográficamente. A nosotros ni nos pasa por la cabeza gracias a la excelente labor de la SEP y su propaganda de “historia patria”. El Criollo no está aún extinto racialmente pero lo está culturalmente desde hace décadas. Perdimos la batalla más importante de todas, la moral.

    Sobre si publicar estos correos, por mi no hay problema.

    Alberto

    Respondí:

    Muy bien, los publicaré.

    Una de las cosas que me impresiona del nacionalismo blanco en EE.UU. es que son mucho menos discriminatorios que, digamos, los nacional socialistas alemanes de los años treinta. Como en Estados Unidos emigraron italianos, actualmente hay nacionalistas blancos de esa etnia. Por ejemplo, en mi última entrada de mi blog en inglés mencioné a Greg Johnson. Sólo Johnson y Michael Polignano, este último de ascendencia italiana, atienden ese blog/webzine. Nunca he visto que los nacionalistas estadounidenses discriminen a Polignano ni remotamente.

    Curiosamente, en la red los únicos que, encabronados, me han gritado que no soy blanco son los mestizos y los judíos. De hecho, tuve que eliminar mi canal de YouTube donde hablaba de estos temas por la cantidad de insultos provenientes de latinoamericanos.

    Pero los anglosajones del nacionalismo blanco no me discriminan. Covington ha dicho que, en estos tiempos en que toda la raza está en vías de extinción, la vieja querella purista entre nórdicos y mediterráneos debe abandonarse, y que en la futura República del Noroeste toda la gente de origen europeo será bienvenida.

    Lo que dices de los mexicanos, que en mi blog escribo “mejicanos”, es cierto. El lavado de cerebro ha sido total en este país. No hay manera de revertirlo por el momento. Sólo será posible después de la creación de un estado étnico en Norteamérica, cuya cultura eventualmente destruirá la vieja moral y producirá un nuevo paradigma occidental.

    C.

    Su respuesta:

    Jajaja.

    Sí, estoy plenamente al tanto de las respuestas que esgrimen los subhumanos cuando el hombre de verdad se les presenta. Acuden a la defensa más primordial que se les ocurre, que en términos sencillos se traduce en “El ladrón piensa que todos son de su condición”. Los mestizos no pueden concebir que un Criollo se quiera escapar de su programación y trate de revindicar sus raíces Europeas. Los judíos, como siempre, se dejan guiar por su paranoia ancestral y cargan contra cualquiera que consideren como una amenaza. Creo que fue Carl Jung el primero en percatarse de este delirio de persecución inherente al malestar cultural hebreo. No sé si será algo hereditario pero eso no obsta para que no sea igual de nocivo.

    Puede que termine convenciéndome de irme al NW: aquí no estoy haciendo nada por la causa y me siento un completo inútil. Pero antes de tomar cualquier decisión precipitada sería apropiado hacer una expedición para verificar las condiciones del lugar y ver si la actitud es la correcta. Estoy considerando regresar a Totonaca’s land para hacer escala técnica, apertrecharme, hacer un viaje de turista al NW y regresar para hacer las maletas si encuentro que lo que hay por allá es apropiado. Una de las ventajas que puede que tenga EUA es que están acostumbrados a migraciones europeas que se integran armoniosamente. Ya estando allá podría servir para ir estableciendo la red de seguridad para otros hispanos euro-descendientes interesados. La primera migración es la más dura, pero es la que se gana su lugar en la historia.

    Bueno, me voy a dormir. Ha sido un placer y espero poder seguir en contacto con usted.

    Alberto

    Respondí:

    Que duermas bien. Y por cierto: háblame de tú.

    C.

  2. Yo no comparto el horror al mestizaje. El problema es que los blancos no tengan hijos. El mestizaje hispano consitió en los los balncos hacia hijos con blancas y con indias, blanqueando a todos.

    • Creo que ya respondí a fondo a esto en mi blog en inglés.

  3. Se me olvidó. Alberto ¿estás en Madrid?

    En estos momentos yo también estoy.

    • Saludos,

      Disculpe, no había leído los comentarios. Si, estoy en Madrid. En cuanto al horror del mestizaje, creo que es necesario inculcarlo cuando nuestra gente se encuentra en peligro de un remplazo demográfico. Además, hay que defender la familia nuclear tradicional, un hombre, una mujer, nada de adulterio e hijos todos legítimos, mejor que sean blancos y mucho mejor que sean Iberos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: