Latinoamericanos pendejos

Hoy el escritor “de derecha” Enrique Krauze le echó flores, en el diario Reforma, a Daniel Cosío Villegas (1898-1976), al que el judío Krauze le alabó que haya sido “un crítico feroz del fascismo alemán”.

Tan pendejos han sido los intelectuales en Latinoamérica que no hay, que yo sepa, uno solo que tenga una buena noción del problema judío. Un elemental dato sobre este tema bastará para transmitir de qué hablo:

¿Podría Krauze o su esposa judía, historiadora supuestamente “de derecha” en el tema de la Rusia comunista, conceder que los verdugos voluntarios de Stalin estaban sobrerrepresentados por judíos? Naturalmente que no. Y es el absoluto colmo que los intelectuales gentiles (no judíos) de América Latina no mencionen algo tan obvio.

Cartel de Leonid Denysenko.
Nótese que la cifra de 7 millones
es más alta que las alegadas víctimas
del holocausto judío—¡y sólo en un año!

Actualmente me encuentro muy ocupado. Si alguien está dispuesto a continuar la traducción del libro del profesor Kevin MacDonald que hace años inicié, hágamelo saber por favor. Incluso sería bueno traducir otro libro. En los años 90 Esau’s Tears salió de la pluma de un judío académico que es lo suficientemente honesto como para reconocer que el terror rojo fue, básicamente, terror judío (extractos de su libro en inglés: aquí).

Anuncios
Published in: on enero 18, 2015 at 4:13 pm  Comments (1)  

The URI to TrackBack this entry is: https://nacionalismocriollo.wordpress.com/2015/01/18/latinoamericanos-imbeciles/trackback/

RSS feed for comments on this post.

One CommentDeja un comentario

  1. Isabel Turrent, en el primer artículo de opinión en Reforma hoy domingo, dice la eterna mentira judía que los nazis cometieron el mayor asesinato de la historia cuando el registro histórico deja más que claro que fueron los bolcheviques, comandados por fanáticos en su mayoría compuestos de judíos, quienes lo perpetraron. Véanse las estadísticas en los dos libros de no ficción de Solyenitsin, El Archipiélago Gulag y Doscientos Años Juntos e incluso en Esau’s Tears, libro del judío honesto mencionado arriba. Pero claro: el problema no es la judía Turrent sino los latinoamericanos pendejos que no han querido ver que la judería distorsiona los hechos con fines de proteger a su grupo étnico.

    (Uso la palabra “pendejo” como la usamos en Méjico. Pero en otros países hispanohablantes puede significar otra cosa. Véase por ejemplo: aquí.)


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: