Chapuceado episodio

El final de la 5ª temporada de Juego de Tronos

stannis

De no haber sucedido un accidente en mi adolescencia, ahora sería un director de cine consumado. Mi fuerte siempre han sido las artes visuales. Precisamente por ser éstas mi fuerte me percaté, desde niño, de la belleza de la raza aria, especialmente de las niñas. En un mar de lodo en Méjico las escasísimas rubias de rasgos refinados me parecían flores de loto flotando sobre ese mar.

Como mensaje, Juego de Tronos (JDT) es bastante malo. Como todo lo que vemos en la televisión en nuestros tiempos, iguala al hombre y a la mujer mostrándonos guerreras o jefas de estado. Además, JDT nos pone la promiscuidad como algo normal, a veces con escenas que dan asco y no sólo me refiero a la light porn homosexual, sino a la heterosexual por igual. Si yo fuera el autor de los libros o el director de la serie pondría al Gorrión Supremo como el héroe de la saga. Después de un par de siglos de prohibida, gracias a su Fe Militante, el brazo militar de la Fe de los Siete comandada esta vez por los gorriones, pone fin a la degeneración de la realeza en la ciudad Desembarco del Rey.

Eso jamás lo harán los guionistas en esta hora oscurísima de Occidente. (Al contrario: quizá en la siguiente temporada el Frankenstein que creó el doctor de Cersei acabe con los gorriones.) Pero podrían hacerlo los guionistas del estado étnico en historias que conserven la enorme belleza de algunos panoramas que hemos visto en JDT, con la diferencia de que nuestros valores estarían transvalorados (adiós Jesús—y para siempre).


Espectador anestesiado

Desde el punto de vista estrictamente cinematográfico, no axiológico, los primeros cuarenta y nueve episodios de JDT estuvieron bien dirigidos. En este último, “La misericordia de la madre” que pasaron ayer, los guionistas cometieron errores garrafales. Quienes realmente saben de cine comprenden que una obra maestra nunca se excede en escenas estridentes. Excederse fue justamente lo que hicieron los guionistas del episodio final de JDT.

En el arte cinematográfico real no puede haber una escena de muy hondas implicaciones para la trama general tras otra y tras otra. Una película bien lograda como el primer Alien—la única que me gusta de Ridley Scott por cierto—mantiene el suspenso con escenas lentas y sólo al final estalla la violencia extrema. En “La misericordia de la madre” en cambio los guionistas cometieron el pecado del Hollywood actual y de los programas televisivos de hoy día: quisieron juntar varios sucesos tremendos en una sola hora:

  • la derrota en el campo de batalla y aparente muerte de Stannis;
  • la niña Arya convertida en una sádica tipo películas de Tarantino (Arya apuñala en los dos ojos a un sujeto despreciable);
  • la prolongada degradación de la reina Cersei a lo largo de las calles de Desembarco del Rey.

Las feministas que comentan hoy en internet sobre el episodio de ayer están furiosas. Aunque Cersei es una de las más viejas villanas de todas las temporadas en JDT, es mujer, y les horrorizó verla degradada por órdenes del Gorrión Supremo.

La verdad es que necesitaremos urgentemente este tipo de acciones en el etnoestado al disciplinar a toda suerte de degenerados, nacionalistas blancos incluidos. Las leyes de la moralidad deben agarrar a todos parejos, incluyendo los jefes de estado. La escena del adecuado castigo a Cersei—adúltera, incestuosa, involucrada en la muerte de su esposo, el rey, e incontables otras fechorías—está bien lograda si la vemos de forma aislada. Pero en este episodio final, después de la derrota militar de Stannis y la transformación sádica de Arya (algo que uno no espera de una niña incluso si su lista de villanos a matar está muy bien intencionada), llega el espectador completamente confundido y anestesiado. Después de tan tremebundas escenas (esperábamos que Stannis venciera a Ramsey, el desollador de hombres y mujeres vivos), al llegar a la escena del castigo a Cersei se ha perdido completamente el pathos. Las confusas escenas anteriores nos dejaron anestesiados ante una nueva brutalidad. En ninguno de los casi cincuenta episodios anteriores los guionistas se habían permitido semejante exceso, y lo mismo podríamos decir de

  • el asesinato aparente (algunos fans piensan que la Bruja Roja lo resucitará en la siguiente temporada) de Jon Nieve, en los minutos finales del episodio.

Un buen guionista habría dedicado cuatro episodios para cada uno de estos cuatro sucesos truculentos que marqué. Pero los juntaron uno tras otro al grado de chapucear el episodio.

¡Terrible! Completamente se cayó el oficio de los creadores de JDT. Pero como se colige desde mi primera entrada sobre la serie, ésta se suscribe a una ideología suicida (véase la entrada de ayer sobre el igualitarismo). En el mundo real no somos “iguales” ni en raza ni en género ni en orientación sexual; ni debe prevalecer el principio de la “no discriminación” a las razas inferiores, a las mujeres o a los desviados. Las mujeres no deben ser guerreras (como Ygritte) ¡o caballeros andantes! (como Brienne of Tarth en la serie), ni deben tratar de hacer carrera de asesinas profesionales (Arya), ni los espectadores deben aplaudir cuando las rubias tontas llegan a ser jefas de estado (Daenerys).

Un cineasta frustrado como yo seguirá viendo la siguiente temporada pero sólo como inspiración visual de escenarios arios que podrían usarse de salvarse la raza de una extinción casi segura.

Anuncios
Published in: on junio 15, 2015 at 3:03 pm  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://nacionalismocriollo.wordpress.com/2015/06/15/chapuceado-episodio/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: