Intelectuales anti-blancos

Mejico es un país indigeno-mestizo y antiblanco, desde sus orígenes. Es una tristeza que la escasa población blanca que vive aquí no se quiera dar cuenta de eso y se ofenda si le comentas la verdad.

Fabian

Fabian no se refiere a la Nueva España sino a la nación que surgió con el movimiento de independencia. Tan cierto es que Latinoamérica es implícitamente anti-aria que basta escuchar a sus intelectuales. En una reciente conversación (pulsar aquí) entre Mario Vargas Llosa y Oppenheimer, el premio Nobel dijo a propósito de Donald Trump:

…toda forma de racismo implica, digamos, la posibilidad de una violencia enorme. Eso está detrás de toda la campaña ésta, racista—clarísimamente racista de Donald Trump contra los mejicanos, contra los inmigrantes, eh, con la idea de que puede existir una sociedad de razas puras, de razas blancas ¡ja! Es una cosa tan absolutamente anacrónica y estúpida que da un poco de pena… Jamás será el candidato de los republicanos.

Este perfecto idiota latinoamericano no parece percatarse de que la migración de color al norte blanco ha sido la más masiva de toda la historia—¡60 millones en medio siglo! (fuente: aquí).

Póngase especial atención a las palabras de Vargas Llosa “con la idea de que puede existir una sociedad de razas puras, de razas blancas ¡ja!” Aparentemente la idea de los chinos y los japoneses de no aceptar migración de etnias cafés, negras o blancas es natural. Pero ¡ay si se les ocurre lo mismo a los arios! La ideología subyacente de Vargas Llosa es claramente antiblanca, como la de Octavio Paz (véase: aquí) en tanto que ambos implican que, a diferencia de los orientales amarillos, los occidentales blancos no tienen derecho a un suelo propio.
 
Posdata del 5 de mayo de 2016

Paz murió en 1998 pero su postura es común entre los intelectuales mejicanos de hoy día. En la entrevista de CNN entre Carmen Aristegui y Krauze celebrada ayer (pulsar aquí), Krauze comentó, a propósito de la virtual nominación republicana de Trump (nominación que por cierto refutó la tonta profecía de Vargas Llosa):

Bueno Carmen: Primero creo que en los Estados Unidos estamos viendo una prueba más de la degradación de la sociedad americana. Porque un sector de la sociedad americana indudablemente pues está mostrando su verdadera faz. Y la está mostrando por ejemplo en el fanatismo de las armas, en el tema de las drogas y en la resurrección de algo que estaba allí en el fondo, siempre; sobre todo en los estados del centro y sur de los Estados Unidos que es el racismo y el nativismo. Digamos que los instintos más bajos de la cultura y de la historia de los Estados Unidos, están emergiendo.

Yo diría que el racismo y el nativismo son los instintos más altos de la cultura americana (véase el prefacio al libro que edité en inglés: acá). No me sorprende el astronómico doble rasero de este judío mejicano: apoyar a Israel, una nación que sólo admite a judíos étnicos, y condenar a toda nación aria que sólo quiera admitir a blancos étnicos (que ni siquiera es el caso de los EE.UU.). Prosigue Krauze:

En Europa tenemos ejemplos de “Trumps” en Francia con Marine Le Pen; en Hungría, en Polonia: que tienen las mismas características de buscar cerrar los países; son enemigos de las emigraciones; de la inmigración. Son enemigos del Otro. trump? Predican el odio al Otro.

Y además lo hacen desde una posición de un líder carismático que promete soluciones providenciales, inmediatas, pero que siempre como te he dicho predica desde el odio.

Qué soberana estupidez. Actualmente los cuarenta y tantos millones de musulmanes que “emigraron” (en realidad invadieron) a Europa representan un peligro de guerra civil más tarde en este siglo, cuando la demografía con los nativos blancos se empareje dadas las diferentes tasas de natalidad entre los dos grupos.

La islamización de Europa aparte, este diagrama del invierno demográfico para los blancos (véase: aquí), debido precisamente a las políticas de migración masiva de las que Krauze y Vargas Llosa no dicen ni pío, lo dice todo. Sigue el rollo de Krauze a la Aristegui:

…si a eso le aúnas los elementos que ya bosquejé—sobre todo el tema del racismo. Yo le doy mucha importancia a que los peores instintos de Estados Unidos surgieron como respuesta a la presidencia finalmente democrática, moderada, inteligente de un… hombre de color, Obama.

Nada más alejado de la realidad. El negrito cucurumbé ha endeudado más a su país (va para $20 trillones de dólares de deuda) ¡que todos los previos presidentes gringos juntos! Prosigue Krauze:

Pero que [en] una parte del movimiento de la simpatía a Trump está fincado el odio que un sector importante del electorado republicano tiene hacia Obama no me cabe la menor duda. Porque [por] los ocho años… vivieron del agravio terrible ante los ojos de estos nativistas defensores de la piel blanca y de la pureza racial de los Estados Unidos de ver a un hombre de color en la Casa Blanca, y además hacerlo tan bien como lo ha hecho, en términos generales.

¿Te cae?

Después de la muerte de Octavio Paz, la influencia de Krauze en Méjico ha sido enorme a través de su revista de artículos “de fondo” y la editorial Clío: que incluso saca programas culturales en la tele mexicana.

Published in: on diciembre 3, 2015 at 2:12 pm  Comments (5)  

The URI to TrackBack this entry is: https://nacionalismocriollo.wordpress.com/2015/12/03/intelectuales-antiblancos/trackback/

RSS feed for comments on this post.

5 comentariosDeja un comentario

  1. Tan cierto es el epígrafe que las anatemas de Krauze contra Trump (como su artículo “Trump y el asco”) son secundadas por toda la intelligentsia mejicana.

    Posdata de noviembre:

    • Y es lógico que sean secundadas, el mestizo se trata de defender ante la amenaza de Trump de cerrar las fronteras, sin embargo al anglosajón le asiste el derecho de defender su patria, Trump les ha abierto los ojos a los norteamericanos, tal vez lo maten como a Kennedy pero ya ha sembrado la semilla del patriotismo anglosajón.

      • “The noto apesadumbrado. Te noto francamente golpeado”, le dijeron a Krauze el año pasado (al final de este clip de YouTube); y es que Krauze ya estaba percibiendo las implicaciones del fenómeno Trump. Ve también esto:

  2. Que trump jamas iba ser el candidato de los republicanos? Al final todos estos liberaloides mestizos acomplejados como vargas lliosa se tuvieron que tragar sus palabras, igual que los judios, krauze y oppenheimer.

  3. Y el abril pasado Leo Zuckermann entrevistó a Krauze para hablar sobre el último libro de Krauze, El Pueblo Soy Yo, cuyo tema central es el populismo. Dice Krauze que, con la elección de Trump, Estados Unidos—:

    Ha degradado a la historia Occidental. Y está en una situación de un conflicto político, histórico-moral, de enormes [énfasis en la voz de Krauze] proporciones y todavía de pronóstico reservado. Y hay, sin duda alguna, la batalla entre un prospecto de tirano, que es Donald Trump, con tendencias fascistas clarísimas [énfasis en la voz de Krauze], racista, hmm, su racismo su nativismo, su odio para no hablar de su patología personal: megalómano, narcisista, en fin (nos quedaríamos toda la noche hablando de esto); que además domina a un congreso que le conviene ser dominado, frente a un poder judicial que se está defendiendo; la prensa, los medios, la radio y cadenas de televisión.

    Pero la guerra es [audio ininteligible], y la polarización es terrible y hay un treinta y tantos por ciento de estadounidenses que, pase lo que pase con Trump, así baje a la quinta avenida y asesine personas como dijo [énfasis en la voz de Krauze], no pasaría nada.

    Zuckermann intervino aludiendo a un intelectual que él había admirado mucho, Samuel Huntington, especialmente por su libro Political Order in Changing Societies, aunque no por sus siguientes libros. Krauze responde:

    Yo lo conocí [a Huntington]. Hasta tuve una polémica con él, y este ensayo que publiqué en The New Republic es un ensayo contra él [énfasis en la voz de Krauze] porque él es el profeta de Trump. Él es el hombre que dice en 2003, en su último libro, “Estados Unidos está en peligro”. ¿Estados Unidos está en peligro? No. Es el Estados Unidos blanco, protestante—el Estados Unidos que veía el propio Huntington en el espejo, estaba en peligro. ¿Por qué? Por la presencia latina y en particular mexicana.

    Zuckermann interviene poniendo un ejemplo de lo que acaba de decir Krauze, y a continuación éste continúa en son de burla a Huntington, refraseando el comentario Zuckermann, que los blancos americanos:

    Estaban perdiendo el alma. Entonces por eso [a Huntington] lo incluí ahí [en su último libro], junto con una bitácora de mis textos en contra de Trump, incluido, claro, el texto de crítica al [entonces presidente] Peña Nieto por haber invitado a Trump a México: cosa que fue un error histórico.

    Zuckermann intervino una vez más diciendo que el fenómeno de Trump no era solamente un fenómeno populista sino un fenómeno con “claros visos fascistas”. Krauze, editor de la revista Letras Libres, le respondió:

    ¿Te acuerdas que hicimos una portada de Letras Libres con Donald Trump y su bigotito de Hitleriano, y entonces nos dijeron que exagerábamos? No: no exageramos. Nos quedamos cortos. Este hombre, Trump, de haber nacido en los 1930s, seguramente hubiera sido parte de la SS.

    Zuckermann notó el hecho de que en esa época hubo muchos americanos que apoyaron al fascismo y al nazismo. Krauze continúa:

    Bueno, pero este hombre ha tenido simpatía por el Ku Klux Klan. Es decir: estamos hablando de la verdadera derecha, dura. Y es populista y llegó por los votos.

    Zuckermann acotó que el triunfo de Trump se debió al “anacronismo del Colegio Electoral” en tanto que Trump perdió el voto popular.

    Bueno: ahí está, en la cuerda floja Estados Unidos, nada menos: nuestro vecino.

    Vale decir, como anécdota personal, que hace muchos años conocí personalmente a Krauze durante una presentación que su editorial hacía sobre el último libro de un disidente cubano. Incluso hubo una temporada en que fuimos casi vecinos. Yo vivía en Coyoacán, en la Ciudad de México, y comía en un restaurante vegetariano. Al pasar por la calle que, en ese entonces, se encontraban las oficinas de la Editorial Vuelta, más de una vez lo llegué a ver en su escritorio en tanto que la ventana de su oficina estaba al nivel de la calle.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: